Bienvenidos al aula, enciendan sus Smartphones


smartphone-andres-carlos

Los Smartphone (teléfonos inteligentes) se están revelando como herramientas enormemente prácticas, más allá de su función original como dispositivos para comunicar voz y texto. Son una realidad  popular (en España ya hay más teléfonos que  personas) por lo que su desaprovechamiento en el aula nos priva de una herramienta de alta movilidad, generadora y consumidora de contenidos multimedia, de un centro de comunicación, información y almacenamiento de datos.

En la mayoría de centros educativos del mundo se prohíbe al alumnado el uso de teléfonos móviles, pero en cuanto finaliza la clase millones de jóvenes se afanan en mover sus dedos para manipular esos proscritos objetos que se han convertido en una parte importante de sus vidas.

Más que prohibir el uso de un artefacto tan atractivo para nuestro alumnado ¿no sería más  inteligente utilizarlo en el aula con un sentido didáctico? Ahora que se acusa al alumnado de falta de motivación parece lógico aprovechar que ellos disponen del interés y la oportunidad (siempre llevan el smartphone encima) en beneficio de la práctica educativa.

Posibilidades educativas de los smartphones:

Portabilidad y Disponibilidad inmediata. El alumnado lleva la herramienta en su bolsillo todos los días, no se olvidará en casa como tradicionalmente ocurre con muchos libros de texto, y podemos desplazarnos con ella fácilmente ampliando exponencialmente el radio de acción del proceso de enseñanza-aprendizaje con TIC.

Destreza ya adquirida. Nos ahorramos el proceso de enseñar al alumnado una nueva herramienta, pues ya la conocen, y podemos dedicar ese tiempo a instruirles en su uso productivo.

Enormes posibilidades multimedia. Producto de alta tecnología un teléfono móvil es, en la mayoría de los casos, cámara de fotos, de vídeo, editor multimedia, porta-documentos, reproductor mp3, lector de libros electrónicos, acceso a la prensa diaria, gestor de emails, etc.

Elemento motivador. El alumnado se motiva cuando aprende con herramientas que valora, al tiempo que mejora su opinión del profesorado ya que este pasa de perseguir el uso de un aparato (denostado por el entorno educativo) ha dignificarlo convirtiéndolo en centro de atención del proceso formativo.

¿Cómo realizar actividades didácticas con el teléfono móvil?

1º No convertir la clase en recreo. Hacer entender al alumno que vamos a usar el móvil para trabajar, que como buena herramienta debe ser productiva, favoreciendo la búsqueda de información, la construcción de su aprendizaje y la adquisición de conocimientos que deberán devolver al profesor para su evaluación.

2º Desarrollar y explicar el proceso de la actividad: Contextualizar la actividad a los contenidos que se están impartiendo. Establecer un esquema consensuado. P. ej. Creación de grupos de trabajo (si no es individual), objetivos de la actividad, su relación con el currículo. Creación de roles (debemos hacerles entender que van a realizar solos la actividad y tienen que responsabilizarse de su parte). Ser concretos, es necesario dejarles muy claro qué es lo que deben hacer con el móvil, sino se perderán y jugarán con él). Frenar la posibilidad de discriminación por comparación en función del valor económico y las capacidades de los terminales. Especificar el producto final a evaluar (una presentación, vídeo, trabajo escrito, montaje fotográfico, anuncio publicitario, documental, etc.)

Tengo la sensación de que cada día aumenta la distancia entre las aulaa y la vida real, si queremos logar un cambio significativo en los sistemas educativos no podemos hacer gala de tan importante miopía tecnológica por mucho más tiempo. En vez de prohibir el uso de algo que el alumnado considera bueno por práctico y atractivo, enseñémosles a utilizarlo con madurez y criterio productivo, ayudándoles a alcanzar su autonomía personal.

Referencias:

Cuesta, P. (2011). Los Smartphone en las aulas.

Ediciones Especiales (2011). A clases con el celular en la mano.

Llopis, S. (2009). El teléfono móvil como herramienta pedagógica.

Pintos, L. (2011). “No hay que prohibir los móviles en el aula, sino incorporarlos a la enseñanza”

Prieto, P. (2011). Mobile learning, así aprenden los nativos digitales

Romero. L. (2010). Prohibido no tener el celular en el aula.

Uncala, S. (2008). El teléfono móvil, ¿enemigo o amigo del aula?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s